Consejos para que tu perro sea más amigable



Sí tu perro no es muy amigable o no socializa mucho, no es el fin del mundo, con entrenamiento, paciencia y contacto con otras personas y animales, este problema tiene solución.

Transforma un perro antisocial a uno amigable

El primer paso para cambiar la actitud de un perro es animarlo y permitirle que conozca a otras personas o animales, así que debes permitir que se acerque a olfatear e interactuar con otros perros, premiándolo cuando esto suceda y corrigiendo con un fuerte y enfático NO cuando el perro gruñe por estar cerca de otros perros o personas.

También debes buscar la forma de integrar a tu perro a otras actividades, y si ves que es temeroso, se asusta o evita estar en nuevos ambientes escondiéndose, debes sacarlo para integrarlo a este ambiente; una buena estrategia es invitar amigos cercanos a casa y que le den premios comestibles o juguetes al perro, de esta manera el canino asociará a las personas con cosas positivas y querrá interactuar con ellos.

Otra muy buena idea para que un perro antisocial se adapte a otros animales, es integrar una nueva mascota en casa, un perro o gato que tenga afinidad con su personalidad, para que pueda aprender a convivir con más animales.

Incluso podrías pensar en llevarlo un par de veces a la semana y unas cuantas horas a una guardería canina, con expertos que lo ayuden a integrarse a un ambiente más social.

Aunque también puedes llevarlo al parque, en un entorno agradable y dejarlo, si el parque lo permite y es seguro que este suelto, pero con tu vigilancia, para que pueda jugar con otros perros o personas.

Con estas pequeñas acciones permitirás que tu perro disfrute de ser sociable y ser amistoso.

Fuente: Revista Weepec.

Dejar un comentario: