Ni a sus hijos ni a sus perros: el nuevo peligro del movimiento antivacunas son las mascotas

A pesar de que distintos estudios han demostrado que no existe relación entre las vacunas y el autismo, el movimiento antivacunas no ha dejado de crecer en los últimos años, llevando a la sociedad a un punto en el que gobiernos —como el de Italia y el de la Xunta de Galicia— han planteado medidas como la prohibición de acudir a clase sin estar vacunados, o exigir cartillas que lo demuestren. También los pediatras estadounidenses han pedido a plataformas como Google y Facebook que luchen en contra de las informaciones falsas que se divulgan al respecto.

Sin embargo, nada de esto parece ser suficiente y hay quien lleva sus convicciones más allá de la crianza de sus hijos: ya se registran casos de personas que no quieren vacunar a sus mascotas, a pesar del riesgo para la salud que conlleva esta decisión. "Las familias cuidan de sus perros como si fueran un miembro más y lo hacen de acuerdo con sus creencias ".

Fuente: El país

Link de la noticia completa:https://elpais.com/elpais/2019/04/23/buenavida/1556010686_581690.html

Dejar un comentario: